Hay musas que escuchan tu nombre.

Copyright Charmaine Olivia
Copyright Charmaine Olivia

Cada estrofa una voz del rincón del noúmeno del mundo:

caras rotas, desvergonzadas, sombras, daños, perjurias,

salidas, entradas, dos caras juntas: Jano.

Dos antesalas al Hades, una: Heracles; otra: Ares.

Símbolos de tres bocas que cantan al unísono el himno de la tierra.

Ven, perfumada; ven, inconexa, ven, musa… Ven…

*

Los astros no son lo que parecen: son células de un rostro único.

Escondidos en un vacío perenne se posan. Engrandece y titilan,

danzan. Una voz dice: “como el que danza y es muchos mientras se resbala por la música”.

Olas calientes de un mágico fulgor desenfrenado. Flujo que pernocta y Sol que regurgita.

Nihil novum sub sole.

*

Sub Sole.

En silencio.

Un camino: una tierra. Una serie de vivaces voces.

Una serie de columnas de fuego.

Y una serie de mujeres que hablan desde el corazón más enterrado en el núcleo.

Mira hacia el cielo: ver es escuchar. Ve, entonces, mi música.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s