Cabe el horizonte en la palma de la mano.

No soy yo. Lo dice el destino humano:

Cabe el horizonte en la palma de la mano,

se ase de ciertas hebritas que enredan el mundo,

lo penetran,

y es una marioneta,

El Mundo.

 

Cabe el horizonte en la palma de una mano:

brota agua de los borbollones de la tierra,

inaugura eventos de luz,

resplandece la vida.

Cae el telón.

Todo es una obra sagrada,

un ritual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s